3 consejos para comprar aretes de bebé

consejos para comprar aretes de bebé

¿Has decidido que quieres que tu bebé comience a usar aretes y no sabes de qué tipo deberías comprar? ¿Has pensado en ponerle algunos que ya tengas para empezar? Hay varias cosas que debes tener en cuenta para tomar la decisión y elegir los adecuados, aquí te damos algunos consejos para comprar aretes de bebé.

1. El material

La piel de tu bebé es delicada y propensa a infectarse fácilmente. Lo más recomendado para evitar una reacción alérgica es el titanio o el oro de alta pureza (14K – 18K). Los aretes hechos en otros metales como cobre y acero, con baños o enchapados, o aleaciones que puedan contener níquel representan un mayor riesgo de infección y tardan más tiempo en curar.

La calidad del material es primordial y debes prepararte para invertir en esto.

Adicionalmente, el oro resiste todo tipo de condiciones a las que podría estar expuesto tu bebé, como agua de piscina y de mar, jabones y shampoo; otros metales se oxidarían y tendrías que estar cambiando los aretes de tu bebé constantemente, lo que no es recomendado en los primeros meses luego de la perforación.

2. El tipo de arete

Elige topos que sean pequeños, preferiblemente redondos y los más planos posible. Si no son completamente redondos, busca, por lo menos, que no tengan bordes o esquinas afiladas.

El cierre debe cubrir toda la parte posterior del topo y el pin (palito del arete) no debe sobresalir de este porque puede tallar o herir al bebé. El tipo de cierre más recomendado es la rosca imperdible.

Evita ponerle a tu bebé aretes tipo pendientes o candongas holgadas porque podría halarlos y sacarlos o herirse; además, si tú o alguien que interactúe con el bebé usan joyas como collares o pulseras, podrían enredarse en este tipo de aretes.

consejos para comprar aretes de bebé
Topos en oro blanco con cierre de rosca imperdible

3. Los cuidados luego de la perforación de la oreja

Espera mínimo 2 meses para quitarle o cambiarle los aretes a tu bebé para que pueda sanar correcta y completamente. Durante este tiempo, aplica un poco de solución salina alrededor del arete, limpia la zona de la perforación y evita girar o presionar el arete. Luego de cada baño, seca con cuidado el área alrededor del arete para que no pase mucho tiempo húmedo.

Otros consejos

  • Conserva este tipo de arete que te recomendamos para tu hija o hijo hasta que tenga una edad en la que sea consciente de que no debe halarlos. Solo en ese momento debería comenzar a usar aretes tipo pendientes o de mayor tamaño.
  • Recuerda que los niños pequeños suelen estar en constante movimiento, juegan y están activos la mayor parte del día, y los aretes que usen deben ser a prueba de todo. Los aretes tipo topo con cierre imperdible serán siempre la mejor opción y, en el caso de que lleven piedras, elige unas que no sean muy frágiles.
  • Chequea con frecuencia que los aretes de tu hija o hijo estén bien cerrados y que el pin no haya perforado el cierre imperdible (a veces sucede cuando se enroscan en exceso) ya que esto podría chuzarlo y herirlo.

Joyería Inter

ver posts del autor

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are makes.